El subsecretario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, ha subrayado el importante papel que juegan la agricultura, la silvicultura y la pesca, gestionadas de forma sostenible, como elementos imprescindibles para la eliminación del hambre y la pobreza, al suministrar alimentos para todo el planeta, generar ingresos estables y servir de palanca al desarrollo de las poblaciones.

Haddad, que ha inaugurado hoy el acto de presentación en España del Informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017”, ha resaltado la importancia internacional de este estudio, que se publica desde 1999, y el prestigio y competencia profesional de las tres Agencias de las Naciones Unidas que han participado en su elaboración como la Organización de las Naciones Unidas  para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Un informe al que este año se han incorporado como colaboradores para su elaboración el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una colaboración,  ha señalado el subsecretario, que dota al informe de una perspectiva más amplia, al permitir examinar en mayor profundidad las cuestiones derivadas de las diversas formas de malnutrición, incluyendo las tendencias y situaciones vinculadas con la desnutrición infantil, el sobrepeso en niños y la obesidad en adultos así como la lactancia y la anemia de las mujeres.

12